Gracias, Barakaldo

En medio de la debacle sin paliativos que ha sufrido el Partido Socialista en las elecciones europeas de ayer domingo, la victoria obtenida en Barakaldo no es ningún alivio, pero sí es significativa en tanto en cuanto se revierte la situación generada en las autonómicas, en las que el PNV ganó por muy poco (100 votos). Ahora hemos superado a los jeltzales por casi 1.000 votos, un colchón suficiente para poder decir que el triunfo no ha sido casual.

Me gustaría agradecer públicamente a todos y cada uno de los 7.600 barakaldeses y barakaldesas que han apoyado la candidatura de mi partido, pese a que éste vive uno de los peores momentos de su historia -sino el peor-.

Muchas gracias, de todo corazón. Eskerrik asko, bihotz bihotzez.

Tiempo habrá de hacer interpretaciones más extensas del resultado electoral. Pero estoy convencido de que todas las zancadillas que nos está poniendo el propio PNV desde las instituciones supramunicipales no están pasando inadvertidas entre los votantes barakaldeses, ni tampoco las políticas sociales y por la creación de empleo que estamos impulsando los socialistas desde el Ayuntamiento a la par que ahondamos en el camino de la transparencia y la apertura a la ciudadanía.

Seguiremos por ese camino, todavía con mayor constancia. Ahora bien, a mi partido le toca protagonizar un cambio interno profundo, y sin demora. Porque hay miles de votantes desencantados, me temo que con alguna razón.

Anuncios

A por la III República

Ayer conmemoramos el 83 aniversario de la proclamación de la II República; o, lo que es lo mismo, el régimen que implantó por primera vez el sufragio universal en nuestro país.

En 1933 -dos años después de iniciar su andadura la II República- hombres y mujeres de toda clase y condición pudieron votar en igualdad para elegir a sus representantes políticos, ejercitando un derecho irrenunciable que no se valora en su justa medida hasta que se pierde.

No fue casualidad que este derecho nos llegara de la mano de una República. Si hay un sistema democrático por definición, ése es la República, porque nos otorga a los ciudadanos y ciudadanas la capacidad de elegir a todas las personas que nos representan, incluido el Jefe del Estado. Y eso no ocurre en la actualidad. El Rey no fue designado en unas urnas ni puede ser expulsado de su cargo cuando una mayoría social así lo decida en unas elecciones.

¡Ojo! Para nada estoy intentado hacer de menos el trabajo de Don Juan Carlos por la democracia. De hecho, a estas alturas todos sabemos que su papel fue determinante para finalizar con casi cuatro décadas de dictadura Franquista.

Pero, dicho esto, creo que cada cual debe ser fiel a sus ideales, de reivindicar aquello que considera justo, y eso es lo que hago hoy, aquí, al pedir abiertamente la proclamación de la III República; un nuevo sistema democrático en el que los ciudadanos y ciudadanas tengamos todo el poder de decisión sobre nuestros representantes institucionales.

Un sistema independiente, en el cual tanto los gobernantes como los gobernados se sometan por igual a un conjunto de principios fundamentales establecidos en una Constitución. Sin privilegios ni cargos heredados.

El legado de Belén

Ha transcurrido ya un mes desde el fallecimiento de Belén Loubet, histórica directora de nuestra Banda Municipal de Música de Barakaldo (BMB), y creo que es un buen momento para recordarla.

Belén tenía una de esas personalidades arrolladoras que nunca pasan inadvertidas. Era un vendaval. En cuanto aparecía por la puerta, nadie permanecía indiferente ante lo que decía o hacía.

Luchó siempre por conseguir que se reconociera la enorme calidad musical de la Banda, pero además peleó por profesionalizar al equipo de funcionarios que forma parte de esta centenaria entidad, que nada tiene que envidiar a las mejores orquestas sinfónicas de nuestro país.

He de confesar que se me hace difícil hablar de ella en pasado, ya que todo el mundo sabe que su vitalidad era una de sus señas de identidad. En su funeral, me llegué a emocionar. Pero toca mirar para adelante y qué mejor manera de honrar a Belén que seguir luchando por prestigiar a la Banda Municipal de Música de Barakaldo.

El legado profesional de Belén es incuestionable. El personal también. Ahora hagamos que, allá donde esté, siga sintiéndose orgullosa de su Banda, que también es nuestra Banda. La de todos los barakaldeses y barakaldesas, la mejor de Euskadi. Será lo que sus músicos quieran llegar a ser.

Gracias, Esteban

Los amigos de lo ajeno pululan por ahí y no siempre de manera premeditada. Algunas personas se quedan con los objetos o el dinero que se encuentran de forma aleatoria, pero por suerte no es algo generalizado. Aún queda muchísima gente honrada, sobre todo en Barakaldo. Gente que te devuelve lo que es tuyo, aunque lo hayas perdido.

El pasado sábado a la mañana salí a correr por la ciudad, como acostumbro. Es mi forma de evadirme del día a día. Antes de ponerme en marcha me percaté que me faltaba el pulsómetro, un dispositivo que permite medir la frecuencia cardíaca en tiempo real. La última vez que lo usé fue en el gimnasio, así que pensé de inmediato en que me lo olvidé allí.

Cuando regresé al gimnasio ayer jueves -los días anteriores han sido muy intensos en cuanto a trabajo y no he podido acudir- entré decidido a preguntar en la recepción si habían encontrado algún pulsómetro, aunque a decir verdad ya no tenía la esperanza de que apareciera. Era probable que alguien se lo hubiera quedado.

Pero me equivoqué. Ya en el vestuario, otro usuario habitual del gimnasio, Esteban, barakaldés de mediana edad para más señas, se dirigió a mí:

-¿Se te ha perdido algo? -me preguntó-.

-¡Sí, cómo lo sabes! El otro día me dejé un pulsómetro -respondí, describiéndole además los colores, la marca, etc.-.

Y entonces sacó de su mochila el pulsómetro y me lo dio sin dudarlo, para mi sorpresa y alegría.

Así que escribo estas líneas orgulloso de ser barakaldés, como Esteban, y de representar a una ciudad que tiene entre sus habitantes a tanta gente honrada, personas que pese a no sobrarles precisamente el dinero te guardan y devuelven los objetos personales que has perdido. Todo un ejemplo.

Gracias, Esteban. Ojalá el mundo estuviera lleno de gente como tú.

¿Por qué castigan a nuestra juventud?

Asisto en las últimas semanas a una cascada de decisiones injustificables por parte del Gobierno central, que afectan de manera especial a la juventud, el futuro de nuestra sociedad. Si la alta tasa de desempleo que soportan los jóvenes y los contratos ‘basura’ no fueran suficientes, ahora al Ejecutivo del PP no se le ha ocurrido otra cosa que restringir aún más los derechos sociales y los salarios.

Vayamos por partes. La congelación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) evidencia que la tan cacareada recuperación económica, de existir, va a ser a costa de los más débiles. Además, la decisión es tremendamente injusta, porque el salario mínimo -645,30 euros- es tan bajo que no revalorizarlo al menos lo que han crecido los precios resulta ofensivo.

No menos alarmante es la decisión que acabamos de conocer de que las personas que emigren más de 90 días para trabajar en otro país se queden sin asistencia sanitaria gratuita. De verdad, no le encuentro sentido alguno. A no ser que sea una nueva medida ideada por los países ricos de la Unión Europea (UE) para que dejen de llegar españoles u otra forma de ‘engordar’ las arcas de la sanidad privada.

Por si no fuera poco, mientras tanto el Gobierno central sigue puliéndose los ahorros de la Seguridad Social para hacer frente a las pensiones de hoy, a la par que dispara la deuda pública. Es decir, está hipotecando a ritmos agigantados el futuro del país, con el único objetivo de hacer cuadrar su Presupuesto. Y ya saben quién pagará esta fiesta en un futuro no muy lejano, ¿no? Sí, nuestros jóvenes.

A todo ello hay que sumarle la LOMCE -la mal llamada Ley Wert-, la contrarreforma del aborto o la subida de la luz. ¿Por qué tanto castigo de repente a nuestra juventud? ¿Será que dan por hecho que ya no les van a votar, por el cabreo que tienen? Sospecho que sí. Pero, sea como fuere, es un error histórico, y el tiempo lo demostrará.

Barakaldo necesita un pacto fiscal

* ARTÍCULO DE OPINIÓN PUBLICADO EN ‘EL CORREO’ EL 12-12-2013

El acuerdo firmado entre el PNV y el PSE-EE –al que posteriormente se sumó el PP– pretende, como dice su encabezamiento, conseguir una «Euskadi más moderna, solidaria, sostenible y competitiva».

Sin duda, es un acuerdo que encaja en la acción política del PSE-EE: dar respuestas y soluciones a los problemas de aquellos que peor lo están pasando, impulsando la economía, apostando por el sostenimiento del Estado del bienestar, una fiscalidad más justa y una reforma de la Administración al objeto de hacerla más eficiente y sostenible. Además, se abren debates de fondo necesarios para este país, como son la reforma de la Ley de Territorios Históricos o el debate sobre la Ley municipal.

Teniendo todo ello en cuenta, no podemos obviar que de la misma forma que la crisis está afectando en mayor medida a las capas sociales más desfavorecidas, de igual manera está ocurriendo a nivel territorial, con las administraciones públicas con menores recursos y dependientes de la financiación de las administraciones de rango superior: los municipios.

Hoy los recursos municipales se han visto afectados gravemente por la falta de inversión privada como consecuencia de la desaparición de financiación a la pequeña y mediana empresa, así como por la caída del consumo debida a las altas tasas de desempleo y el descenso salarial de los trabajadores/as. Hoy, una política fiscal progresiva y eficaz es más necesaria que nunca; lo mismo que una redistribución fiscal más equitativa entre los municipios.

Sin embargo, es en este último apartado donde percibimos un reparto injusto entre los municipios de Bizkaia. Sin entrar en qué municipio recibe más o menos (ahí están los datos procedentes de la Diputación de Bizkaia para el que desee interesarse por este asunto), sí podemos afirmar que el resultado del reparto no favorece en la medida de lo deseable a aquellos municipios donde hay más necesidades sociales o circunstancias especiales derivadas del desempleo. Hoy el paro y sus consecuencias son la principal preocupación de la gente.

Dado que el modelo de financiación local actual se basa en las aportaciones que los municipios reciben principalmente de las Diputaciones, esencialmente la participación de los ayuntamientos vizcaínos en la gestión de los ingresos del Concierto Económico se establece a través de Udalkutxa, regulado en la norma foral 5/89 de Haciendas Locales y en las sucesivas normas de presupuestos del Territorio Histórico.

La Diputación Foral de Bizkaia debiera, tal como señala el Tribunal Vasco de Cuentas, potenciar la población como criterio a la hora de realizar el reparto del esfuerzo fiscal entre todos los municipios, habida cuenta del igual valor de todos los ciudadanos con independencia del municipio donde residan y el desarrollo de una sólida y equitativa cohesión territorial.

Desde Barakaldo deseamos que el desarrollo y espíritu del acuerdo alcanzado sirva para corregir estas desigualdades mediante el desarrollo de una fiscalidad a la medida de las necesidades de las/os ciudadanas/os y no a la medida de los intereses de algún partido.

Tras el tiempo transcurrido desde la aplicación práctica de la norma foral, la realidad demográfica y social de los municipios de Bizkaia en 2013 es distinta a la de 2009. Por tanto, desde un punto de vista social, se hace necesario adaptar tanto los datos como las normas a esa nueva realidad al objeto de atender las nuevas necesidades sociales en los municipios vizcaínos. Esta debiera ser hoy la principal preocupación de los actuales responsables de la Diputación Foral de Bizkaia.

Desde Barakaldo deseamos poner de manifiesto que el crecimiento de la población en nuestro municipio, así como la reducción de la población en otros ha introducido diferencias significativas en la financiación entre municipios en la relación habitante/año; una brecha económica que se ha ido ensanchando durante este tiempo.

Desde Barakaldo deseamos que, en el desarrollo y espíritu del acuerdo, se tengan en cuenta los criterios apuntados a fin de corregir las desigualdades de trato señaladas, teniendo en cuenta para ello la incidencia que tiene el factor de población a la hora de hacer frente a las obligaciones derivadas del ejercicio de las competencias asignadas a cada municipio (relación inseparable entre ingreso y gasto).

Ello supone atender con criterios de equidad y justicia la distribución de los recursos fiscales disponibles. Por tal motivo, entendemos que se deben de modificar los criterios de distribución establecidos actualmente en Udalkutxa para los municipios de Bizkaia, donde el factor principal a tener en cuenta sea la evolución de la población.

Si así fuese, el Ayuntamiento de Barakaldo dispondría de mayores recursos en su presupuesto para atender las necesidades de sus ciudadanas/os.

No en vano, la política fiscal pone de manifiesto el sistema de valores que defiende cada sociedad.

Buenas noticias

Por fin, algo de aire para Barakaldo. Las negociaciones presupuestarias realizadas por mis compañeros y compañeras socialistas ante el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia han permitido obtener importantes inversiones y servicios para nuestra ciudad, que el PNV no había consignado en las cuentas de 2014 de ambas instituciones. En total, hablamos de más de 5 millones de euros que se reservarán en las cuentas gracias a este acuerdo.

Del Gobierno Vasco se van a obtener 3,6 millones para empezar a descontaminar el futuro Parque Empresarial de Burtzeña, redactar el proyecto constructivo del tranvía, abrir el Centro de Salud de Retuerto y evitar el cierre del Módulo Psicosocial de Cruces. Esto último ha costado lo suyo. Yo mismo me senté con el consejero de Salud, Jon Darpón, que se negó en redondo a subvencionar el servicio, mientras el PNV de Barakaldo dejaba de apoyar en las concentraciones a los más de 30.000 vecinos y vecinas de Cruces, Lutxana, Retuerto, Llano y Burtzeña. Vamos, que querían cerrarlo y no han podido gracias a la presión ejercida.

De la Diputación se han logrado 1,48 millones, los cuales van a ir para descontaminar el suelo del futuro bulevar de Serralta -la antigua Carretera Interfábricas entre Ansio y Lutxana- y abrir, por fin, el Centro de Día de La Paz, que la institución foral se negaba hasta ahora a conveniar.

No me gusta ponerme medallas, pero supongo que algo habrá tenido que ver en estos réditos mi insistencia como Alcalde y representante de todos los barakaldeses y barakaldesas. Primero lo hice a quien gobierna (PNV), y después, al ver que éste hacía caso omiso a las demandas que planteaba, al PSE-EE, como partido cuyo apoyo era necesario para sacar adelante los Presupuestos del Gobierno Vasco y la Diputación.

Por eso, quiero agradecer a mis compañeros y compañeras de partido que hayan trabajado para cumplir muchas de las demandas de los vecinos y vecinas a los que represento. Aunque algún dinerillo más hubiera sido bienvenido, y yo creo que justamente, creo que han conseguido que se trate a Barakaldo como lo que es: la segunda ciudad de Bizkaia y la cuarta de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).

¡Ni una agresión más!

Hoy, todas las instituciones -entre ellas, el Ayuntamiento de Barakaldo- conmemoramos el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. En esta ocasión, los grupos políticos municipales hemos coincidido en centrar las acciones en la lucha contra las agresiones sexuales, en especial las que sufren las mujeres jóvenes. Así, adquirimos una serie de compromisos y acciones de concienciación, como una jornada donde expertos en la materia explicarán cómo prevenir y actuar frente a esta lacra.

El contenido de estas iniciativas lo trabajamos con varias semanas de antelación. Pero día tras día leemos en los medios de comunicación casos de agresiones sexuales, y por desgracia la experiencia nos dice que no estamos exentos de sufrirlos en nuestro entorno más próximo.

Ayer mismo se registró un intento de agresión sexual a una mujer en un portal de las Torres de San Vicente. Por suerte, la víctima logró pedir ayuda a sus familiares y el hombre, que portaba una navaja, fue reducido por la Ertzaintza.

Ha sido una acción repugnante que quiero condenar con todas mis fuerzas. No hay nada que más me indigne que el uso de la fuerza para obligar a alquien, en este caso una mujer, a actuar contra su voluntad, y más en concreto contra su sexualidad. Vamos a ponernos en contacto con la familia de la agredida para trasladarle todo nuestro apoyo, y ofrecerle los servicios de atención psicosocial que tenemos en el área de Igualdad.

Pero no cabe solo lamentarse y atender a las víctimas. Hay que actuar, evitar que se repita. ¡No podemos permitir que ocurra ni una agresión más! Desde las instituciones tenemos el deber de poner los medios para que así sea. Por mi parte no va a quedar. Voy a destinar siempre todos los recursos humanos y económicos posibles a luchar contra esta lacra, como hice al llegar a un acuerdo con la Diputación Foral de Bizkaia para construir un paso alternativo a los túneles de Lutxana. Ése es el camino. No dejar ni un resquicio de impunidad a esta gentuza, y concienciar a las próximas generaciones para que nadie repita acciones tan repugnantes.

Gracias

Si soy sincero, confiaba en que el proceso para recoger aportaciones al borrador de Presupuesto Municipal de 2014 iba a tener una buena acogida. Pero, cuando lo lanzamos, no sabía hasta qué punto podía movilizar a vecinos y vecinas de Barakaldo. En solo ocho días, hemos recibido 354 propuestas, ideas o sugerencias. Me parece que está muy bien para ser la primera vez y denota que muchos barakaldeses y barakaldesas tienen ganas de aportar su granito de arena para la mejora de nuestra ciudad.

Creo firmemente en la democracia representativa. En que cada cuatro años los políticos renovemos la confianza de la ciudadana a través de convocatorias electorales, en las cuales cada uno vote libremente a quien considere oportuno. Pero veo necesario que este sistema, que sin duda también puede y debe mejorarse, se compatibilice con una democracia participativa.

Porque siempre he pensado que los vecinos y vecinas nos demandan a los gobernantes que les escuchemos más a menudo, que oigamos sus sugerencias y propuestas, y desde que asumí la responsabilidad de ser Alcalde cada vez estoy más convencido de ello.

De esa forma de ver la democracia han nacido en las últimas semanas instrumentos de escucha permanente como las visitas periódicas a los barrios, los encuentros semanales con vecinos y vecinas o las entrevistas mensuales on-line. Y de ahí también surgió la idea de pedir a los ciudadanos y ciudadanas de Barakaldo aportaciones para introducir en el borrador de Presupuesto Municipal de 2014, que tenemos muy avanzado y ahora verá introducidas aquellas propuestas ciudadanas que sean posibles. De todo corazón, gracias a todos y todas.

Me dejo bigote

Sí, han leído bien. A partir de ahora luciré mostacho, y no es por estética ni porque quiera tapar alguna imperfección en la cara, sino porque por segundo año consecutivo me he decidido unir a una campaña solidaria que se celebra en todo el mundo bajo el nombre de ‘Movember’. El objetivo de esta iniciativa es la recaudación de fondos y la concienciación sobre el cáncer de próstata y testicular y la salud mental.

‘Movember’ (juego de palabras entre las palabras mostacho y noviembre, en inglés), nació en Melbourne (Australia) a principios del siglo XX  y en poco más de 10 años se ha convertido en un movimiento global que ha implicado a millones de personas, ha fundado más de 570 proyectos y ha recaudado miles de millones de euros en todo el mundo; en concreto, se calcula que en 2012 se obtuvieron 113,5 millones.

El movimiento propone a los hombres afeitarse por completo el último día de octubre para, a partir del 1 de noviembre, dejar crecer sus bigotes y llamar así la atención de la sociedad. Será entonces cuando, al ser preguntado por el motivo de su cambio estético, el hombre con bigote podrá crear una conversación que dará la posibilidad de tratar temas de salud masculina que son, habitualmente, poco abordados tanto por la sociedad como por los medios de comunicación.

A través de la página web de la Fundación Movember (es.movember.com) también se pueden hacer donativos (yo lo haré, cómo no), inscribirse en la campaña y participar en diferentes eventos. No sé vosotros, pero creo que el tema lo merece. ¡Adelante esos mostachos!

P.D.: En cuanto acabe el mes me lo quito sin falta.