Y ahora la gualdinegra, ¿no?

Desde hace aproximadamente diez días, una de las fachadas de la torre del BEC luce una bandera rojiblanca gigante con el escudo del Athletic. No es una excepción. El próximo 30 de mayo el club más representativo de Bilbao y Bizkaia se jugará el título de Copa con el todopoderoso Barça en el Camp Nou, y los colores rojiblancos ya engalanan muchos balcones del territorio histórico.

No seré yo quien cuestione este apoyo a los ‘leones’, que comparto al 100%, pero cabe recordar que el BEC está situado en Barakaldo, no en Bilbao. Aunque algunos se empeñen en repetir lo contrario. Y este dato es importante, porque aquí tenemos nuestro propio equipo, el Barakaldo Club de Fútbol. Un equipo que, casualmente, está inmerso estos días en una lucha por entrar en el play off de ascenso a Segunda División.

Es por ello que acabo de enviar a los rectores del BEC una carta en donde les pido que coloquen una bandera con los colores gualdinegros y el escudo del Barakaldo en otra de sus fachadas si nuestro club se clasifica para la promoción de ascenso. Es lo justo, ¿no? Quedan dos jornadas ligueras, así que el próximo 16 o 17 de mayo sabremos si esta circunstancia se produce finalmente.

¡Ojo! Soy totalmente contrario a las guerras de banderas y lo que solicito no es imponer unos colores sobre otros, ni quitar una cosa para poner otra, sino un poco de sensibilidad con el club en donde está situado el BEC por parte de quienes lo dirigen. Personas con las que, aunque en ocasiones discrepe, tengo muy buena relación, y espero de verdad que accedan a mi petición. Barakaldo se lo merece. El equipo de mis amores y del que soy socio desde hace muchísimos años, también. Aupa Baraka!