Campaña antibarakaldesa

Bilbao Ría 2000, Gobierno central, Gobierno Vasco, Diputación, Metro Bilbao… Todos tienen un punto en común: están dirigidos por PNV y/o PP. A decir verdad, cuando asumí la Alcaldía hará un año di un voto de confianza a estas instituciones porque, aunque están dirigidas por partidos distintos al que yo represento (el PSE-EE) y podemos discrepar ideológicamente, daba por hecho que como representantes políticos defendían los intereses de los ciudadanos y ciudadanas. También, claro está, de quienes residen en Barakaldo.

Está visto que me equivoqué y a los hechos me remito. Sobre todo en lo referente al PNV. Si la carretera Interfábricas o bulevar de Serralta acumula por parte de la Diputación más de 17 años retraso, qué decir del Parque Empresarial de Burtzeña (Diputación y Gobierno Vasco) o del tranvía (Gobierno Vasco). Por no hablar de los 18 millones menos que ha recibido el Ayuntamiento del ente foral desde 2008.

Si les parecía poco, hace dos años y medio ambos partidos paralizaron además las obras de la pasarela peatonal de Murrieta pese a que había dinero en Bilbao Ría 2000, y lo sigue habiendo, como evidencia que se inviertan solo este año 10,06 millones de euros en Bilbao (la pasarela cuesta solo 1,7, pero una vez más no les llega, dicen, y encima tienen la cara de pasarnos la pelota cuando es su obligación legal).

Ahora, a todo este tejemaneje se le une el trato discriminatorio a la hora de financiar las líneas de autobús. Mientras en Bilbao la Diputación subvenciona un 40% del bus municipal a Santa Marina, en Barakaldo no ponen ni un céntimo para el KBUS a El Regato, cuando legalmente estamos ante el mismo caso: un trayecto urbano y en una localidad de más de 50.000 habitantes. Esta decisión se produce, además, mintiéndonos a la cara, porque nos dijeron que “no iba a ver excepciones”. No sé cuál será la próxima, pero están poniendo el listón muy alto en cuanto a barbaridades se refiere.

A los mandos de estas instituciones solo parece interesarles una cosa: ganar las elecciones municipales. En Bilbao, invirtiendo casi todo el dinero del que disponen. Y en Barakaldo, dejando de hacerlo para que PNV y PP puedan descabalgarnos a nosotros, los socialistas.

Es un acoso y derribo sibilino, pero duro. No les tiembla la mano en tomar decisiones que perjudiquen a la gestión del Ayuntamiento de Barakaldo. Lo que no se dan cuenta es que a quien realmente están perjudicando con sus decisiones es a los vecinos y vecinas, y mientras así sea me tendrán en frente. Por encima de intereses partidistas, lucharé hasta que nos devuelvan lo que esta ciudad se merece. No tengan ninguna duda.

Anuncios

Barakaldo necesita un pacto fiscal

* ARTÍCULO DE OPINIÓN PUBLICADO EN ‘EL CORREO’ EL 12-12-2013

El acuerdo firmado entre el PNV y el PSE-EE –al que posteriormente se sumó el PP– pretende, como dice su encabezamiento, conseguir una «Euskadi más moderna, solidaria, sostenible y competitiva».

Sin duda, es un acuerdo que encaja en la acción política del PSE-EE: dar respuestas y soluciones a los problemas de aquellos que peor lo están pasando, impulsando la economía, apostando por el sostenimiento del Estado del bienestar, una fiscalidad más justa y una reforma de la Administración al objeto de hacerla más eficiente y sostenible. Además, se abren debates de fondo necesarios para este país, como son la reforma de la Ley de Territorios Históricos o el debate sobre la Ley municipal.

Teniendo todo ello en cuenta, no podemos obviar que de la misma forma que la crisis está afectando en mayor medida a las capas sociales más desfavorecidas, de igual manera está ocurriendo a nivel territorial, con las administraciones públicas con menores recursos y dependientes de la financiación de las administraciones de rango superior: los municipios.

Hoy los recursos municipales se han visto afectados gravemente por la falta de inversión privada como consecuencia de la desaparición de financiación a la pequeña y mediana empresa, así como por la caída del consumo debida a las altas tasas de desempleo y el descenso salarial de los trabajadores/as. Hoy, una política fiscal progresiva y eficaz es más necesaria que nunca; lo mismo que una redistribución fiscal más equitativa entre los municipios.

Sin embargo, es en este último apartado donde percibimos un reparto injusto entre los municipios de Bizkaia. Sin entrar en qué municipio recibe más o menos (ahí están los datos procedentes de la Diputación de Bizkaia para el que desee interesarse por este asunto), sí podemos afirmar que el resultado del reparto no favorece en la medida de lo deseable a aquellos municipios donde hay más necesidades sociales o circunstancias especiales derivadas del desempleo. Hoy el paro y sus consecuencias son la principal preocupación de la gente.

Dado que el modelo de financiación local actual se basa en las aportaciones que los municipios reciben principalmente de las Diputaciones, esencialmente la participación de los ayuntamientos vizcaínos en la gestión de los ingresos del Concierto Económico se establece a través de Udalkutxa, regulado en la norma foral 5/89 de Haciendas Locales y en las sucesivas normas de presupuestos del Territorio Histórico.

La Diputación Foral de Bizkaia debiera, tal como señala el Tribunal Vasco de Cuentas, potenciar la población como criterio a la hora de realizar el reparto del esfuerzo fiscal entre todos los municipios, habida cuenta del igual valor de todos los ciudadanos con independencia del municipio donde residan y el desarrollo de una sólida y equitativa cohesión territorial.

Desde Barakaldo deseamos que el desarrollo y espíritu del acuerdo alcanzado sirva para corregir estas desigualdades mediante el desarrollo de una fiscalidad a la medida de las necesidades de las/os ciudadanas/os y no a la medida de los intereses de algún partido.

Tras el tiempo transcurrido desde la aplicación práctica de la norma foral, la realidad demográfica y social de los municipios de Bizkaia en 2013 es distinta a la de 2009. Por tanto, desde un punto de vista social, se hace necesario adaptar tanto los datos como las normas a esa nueva realidad al objeto de atender las nuevas necesidades sociales en los municipios vizcaínos. Esta debiera ser hoy la principal preocupación de los actuales responsables de la Diputación Foral de Bizkaia.

Desde Barakaldo deseamos poner de manifiesto que el crecimiento de la población en nuestro municipio, así como la reducción de la población en otros ha introducido diferencias significativas en la financiación entre municipios en la relación habitante/año; una brecha económica que se ha ido ensanchando durante este tiempo.

Desde Barakaldo deseamos que, en el desarrollo y espíritu del acuerdo, se tengan en cuenta los criterios apuntados a fin de corregir las desigualdades de trato señaladas, teniendo en cuenta para ello la incidencia que tiene el factor de población a la hora de hacer frente a las obligaciones derivadas del ejercicio de las competencias asignadas a cada municipio (relación inseparable entre ingreso y gasto).

Ello supone atender con criterios de equidad y justicia la distribución de los recursos fiscales disponibles. Por tal motivo, entendemos que se deben de modificar los criterios de distribución establecidos actualmente en Udalkutxa para los municipios de Bizkaia, donde el factor principal a tener en cuenta sea la evolución de la población.

Si así fuese, el Ayuntamiento de Barakaldo dispondría de mayores recursos en su presupuesto para atender las necesidades de sus ciudadanas/os.

No en vano, la política fiscal pone de manifiesto el sistema de valores que defiende cada sociedad.

Buenas noticias

Por fin, algo de aire para Barakaldo. Las negociaciones presupuestarias realizadas por mis compañeros y compañeras socialistas ante el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia han permitido obtener importantes inversiones y servicios para nuestra ciudad, que el PNV no había consignado en las cuentas de 2014 de ambas instituciones. En total, hablamos de más de 5 millones de euros que se reservarán en las cuentas gracias a este acuerdo.

Del Gobierno Vasco se van a obtener 3,6 millones para empezar a descontaminar el futuro Parque Empresarial de Burtzeña, redactar el proyecto constructivo del tranvía, abrir el Centro de Salud de Retuerto y evitar el cierre del Módulo Psicosocial de Cruces. Esto último ha costado lo suyo. Yo mismo me senté con el consejero de Salud, Jon Darpón, que se negó en redondo a subvencionar el servicio, mientras el PNV de Barakaldo dejaba de apoyar en las concentraciones a los más de 30.000 vecinos y vecinas de Cruces, Lutxana, Retuerto, Llano y Burtzeña. Vamos, que querían cerrarlo y no han podido gracias a la presión ejercida.

De la Diputación se han logrado 1,48 millones, los cuales van a ir para descontaminar el suelo del futuro bulevar de Serralta -la antigua Carretera Interfábricas entre Ansio y Lutxana- y abrir, por fin, el Centro de Día de La Paz, que la institución foral se negaba hasta ahora a conveniar.

No me gusta ponerme medallas, pero supongo que algo habrá tenido que ver en estos réditos mi insistencia como Alcalde y representante de todos los barakaldeses y barakaldesas. Primero lo hice a quien gobierna (PNV), y después, al ver que éste hacía caso omiso a las demandas que planteaba, al PSE-EE, como partido cuyo apoyo era necesario para sacar adelante los Presupuestos del Gobierno Vasco y la Diputación.

Por eso, quiero agradecer a mis compañeros y compañeras de partido que hayan trabajado para cumplir muchas de las demandas de los vecinos y vecinas a los que represento. Aunque algún dinerillo más hubiera sido bienvenido, y yo creo que justamente, creo que han conseguido que se trate a Barakaldo como lo que es: la segunda ciudad de Bizkaia y la cuarta de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).

Barakaldo, la ciudad que entre todos y todas construimos

El pasado jueves a la tarde-noche se presentó en el Centro Cívico Clara Campoamor el nuevo vídeo para la promoción económica y turística de Barakaldo, un soporte elaborado por el Ayuntamiento y que cuenta con una subvención de la Diputación Foral de Bizkaia (se puede ver en el siguiente enlace: (http://www.barakaldo.org/portal/web/el-ayuntamiento/videos/si-es-tu-ciudad).

El conocido presentador Carlos Sobera y muchos otros barakaldeses y barakaldesas anónimos protagonizan un vídeo que, en los tiempos que corren de crisis económica, intenta poner en valor el potencial de una ciudad como la nuestra y sus vecinos y vecinas para lograr ese objetivo tan importante que nos traemos entre manos: atraer empresas y crear puestos de trabajo.

Ciertamente, el cambio urbano y social de Barakaldo se ve, se toca, se percibe. Por eso, hubiera sido muy sencillo encargar un vídeo con imágenes superpuestas que demostraran lo mucho que hemos cambiado.

Pero desde el primer momento tenía claro que poner en valor la transformación social y urbana de Barakaldo no era suficiente, ni reflejaba en su justa medida la realidad de nuestra ciudad. Queríamos mostrar al mundo quiénes somos y cómo somos, además de dar a conocer qué se puede encontrar uno aquí. Y nada mejor que hacerlo situando en el epicentro de la narración a los verdaderos protagonistas de Barakaldo: vosotros, los ciudadanos y ciudadanas. Así ha sido y así será cada vez que tenga oportunidad de hacerlo. De eso podéis estar seguros.