Cuando se castiga a los mejores *

Hemos logrado convertir Barakaldo en el tercer gran Ayuntamiento con la deuda por habitante más baja de todo el país, según los datos del Ministerio de Hacienda (seríamos el primero de no ser por la discriminación a la que nos somete la Diputación en el reparto de fondos). Y, en cambio, no recibimos premio alguno. Todo lo contrario: tenemos las mismas restricciones en el gasto por parte del Gobierno central que las instituciones públicas más endeudadas. No somos una excepción, ya que me consta que a otros ayuntamientos cumplidores les ocurre lo mismo.

Es injusto. Porque no se trata de gastar más por capricho. Realmente, con mayor capacidad de gasto podríamos mejorar aún más nuestra ciudad redoblando la transformación urbana, renovando todavía un mayor número de infraestructuras deportivas, educativas y culturales o aumentando la inversión en creación de empleo y políticas sociales.

Pero últimamente nos encontramos obstáculos para todo, incluso para algo que yo creo fundamental como la seguridad ciudadana. Año tras año bajan los delitos en nuestra ciudad, si bien eso no es óbice para admitir que hacen falta más agentes para la Policía Local; es posible que decenas.

¿El problema? Que el Gobierno del PP nos prohíbe ir más allá del 100% de la tasa de reposición de los puestos de trabajo vacantes por jubilación o incapacidad, que en nuestro caso son 4. Los cubriremos de inmediato, aunque nos sabe a poco, teniendo en cuenta además que tenemos dinero para ir mucho más allá.

De acuerdo en que hemos de ser cautelosos en el gasto y no endeudarnos sin ton ni son, pero de ahí a restringir a un Ayuntamiento saneado porque hay otros que tienen deudas desorbitadas (véase Madrid, con casi 7.000 millones de euros, o Valencia, con más de 800), me parece delirante. Igual que se grabe el IVA de las obras de arte al 10% de los espectáculos culturales al 21%. O que se sigan rescatando bancos mientras estos desahucian a nuestras familias. Necesitamos ya mismo un cambio en el Gobierno central y poner fin a la austeridad generalizada. Barakaldo y sus vecinos y vecinas saldremos ganando.

*Artículo publicado en Eldiarionorte.es (http://www.eldiario.es/norte/vientodelnorte/castiga-mejores_6_354924508.html)

Anuncios

Campaña antibarakaldesa

Bilbao Ría 2000, Gobierno central, Gobierno Vasco, Diputación, Metro Bilbao… Todos tienen un punto en común: están dirigidos por PNV y/o PP. A decir verdad, cuando asumí la Alcaldía hará un año di un voto de confianza a estas instituciones porque, aunque están dirigidas por partidos distintos al que yo represento (el PSE-EE) y podemos discrepar ideológicamente, daba por hecho que como representantes políticos defendían los intereses de los ciudadanos y ciudadanas. También, claro está, de quienes residen en Barakaldo.

Está visto que me equivoqué y a los hechos me remito. Sobre todo en lo referente al PNV. Si la carretera Interfábricas o bulevar de Serralta acumula por parte de la Diputación más de 17 años retraso, qué decir del Parque Empresarial de Burtzeña (Diputación y Gobierno Vasco) o del tranvía (Gobierno Vasco). Por no hablar de los 18 millones menos que ha recibido el Ayuntamiento del ente foral desde 2008.

Si les parecía poco, hace dos años y medio ambos partidos paralizaron además las obras de la pasarela peatonal de Murrieta pese a que había dinero en Bilbao Ría 2000, y lo sigue habiendo, como evidencia que se inviertan solo este año 10,06 millones de euros en Bilbao (la pasarela cuesta solo 1,7, pero una vez más no les llega, dicen, y encima tienen la cara de pasarnos la pelota cuando es su obligación legal).

Ahora, a todo este tejemaneje se le une el trato discriminatorio a la hora de financiar las líneas de autobús. Mientras en Bilbao la Diputación subvenciona un 40% del bus municipal a Santa Marina, en Barakaldo no ponen ni un céntimo para el KBUS a El Regato, cuando legalmente estamos ante el mismo caso: un trayecto urbano y en una localidad de más de 50.000 habitantes. Esta decisión se produce, además, mintiéndonos a la cara, porque nos dijeron que “no iba a ver excepciones”. No sé cuál será la próxima, pero están poniendo el listón muy alto en cuanto a barbaridades se refiere.

A los mandos de estas instituciones solo parece interesarles una cosa: ganar las elecciones municipales. En Bilbao, invirtiendo casi todo el dinero del que disponen. Y en Barakaldo, dejando de hacerlo para que PNV y PP puedan descabalgarnos a nosotros, los socialistas.

Es un acoso y derribo sibilino, pero duro. No les tiembla la mano en tomar decisiones que perjudiquen a la gestión del Ayuntamiento de Barakaldo. Lo que no se dan cuenta es que a quien realmente están perjudicando con sus decisiones es a los vecinos y vecinas, y mientras así sea me tendrán en frente. Por encima de intereses partidistas, lucharé hasta que nos devuelvan lo que esta ciudad se merece. No tengan ninguna duda.

¿Por qué castigan a nuestra juventud?

Asisto en las últimas semanas a una cascada de decisiones injustificables por parte del Gobierno central, que afectan de manera especial a la juventud, el futuro de nuestra sociedad. Si la alta tasa de desempleo que soportan los jóvenes y los contratos ‘basura’ no fueran suficientes, ahora al Ejecutivo del PP no se le ha ocurrido otra cosa que restringir aún más los derechos sociales y los salarios.

Vayamos por partes. La congelación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) evidencia que la tan cacareada recuperación económica, de existir, va a ser a costa de los más débiles. Además, la decisión es tremendamente injusta, porque el salario mínimo -645,30 euros- es tan bajo que no revalorizarlo al menos lo que han crecido los precios resulta ofensivo.

No menos alarmante es la decisión que acabamos de conocer de que las personas que emigren más de 90 días para trabajar en otro país se queden sin asistencia sanitaria gratuita. De verdad, no le encuentro sentido alguno. A no ser que sea una nueva medida ideada por los países ricos de la Unión Europea (UE) para que dejen de llegar españoles u otra forma de ‘engordar’ las arcas de la sanidad privada.

Por si no fuera poco, mientras tanto el Gobierno central sigue puliéndose los ahorros de la Seguridad Social para hacer frente a las pensiones de hoy, a la par que dispara la deuda pública. Es decir, está hipotecando a ritmos agigantados el futuro del país, con el único objetivo de hacer cuadrar su Presupuesto. Y ya saben quién pagará esta fiesta en un futuro no muy lejano, ¿no? Sí, nuestros jóvenes.

A todo ello hay que sumarle la LOMCE -la mal llamada Ley Wert-, la contrarreforma del aborto o la subida de la luz. ¿Por qué tanto castigo de repente a nuestra juventud? ¿Será que dan por hecho que ya no les van a votar, por el cabreo que tienen? Sospecho que sí. Pero, sea como fuere, es un error histórico, y el tiempo lo demostrará.

¡Participa en la elaboración del Presupuesto municipal!

Una de las principales herramientas de trabajo de una institución es el Presupuesto. Es ahí donde se reflejan las prioridades en la gestión, porque figuran las partidas concretas a las que se piensa destinar el dinero. Desde hace unas semanas, las personas que formamos parte del Gobierno municipal y los técnicos estamos inmersos en el proceso de elaboración del borrador de Presupuesto de 2014.

Después de mantener varias reuniones de trabajo, hemos avanzado mucho en la elaboración de un documento base. Las líneas maestras de las cuentas irán en consonancia con los ejes de actuación de este Gobierno: el impulso de políticas que faciliten la creación de puestos de trabajo, la protección social, la mejora urbana de los barrios y al mantenimiento de la ciudad.

Esta vez, como novedad, hemos puesto en marcha una iniciativa de participación ciudadana vinculada al Presupuesto. Y es que una de las prioridades que me fijé cuando fui elegido Alcalde es dar cumplimiento a la creciente demanda de los ciudadanos y ciudadanas de participar activamente en la toma de decisiones. Es decir, establecer otra forma de gobernar, donde la voz de los vecinos y vecinas sea tenida en cuenta.

Y como el Presupuesto es un elemento tan importante de la gestión municipal, como Alcalde no quería dejar pasar la oportunidad de consultar a la ciudadanía y de plasmar posteriormente, en la medida de nuestras posibilidades, las aportaciones vecinales. Por eso, hasta el próximo jueves día 14 vamos a recoger todas las propuestas, ideas o sugerencias de los ciudadanos y ciudadanas que puedan tener cabida en el Presupuesto.

Las aportaciones pueden realizarse por varias vías diferentes. Por un lado, existe la posibilidad de enviar un correo electrónico a alcaldia@barakaldo.org. También se puede realizar cualquier propuesta por Twitter utilizando la etiqueta #PresupuestoBarakaldo (en euskera #BarakaldoAurrekontua) o dirigiéndose a mí por mensaje privado (mi nombre de usuario es @alcaldealfonso).

Asimismo, existe la oportunidad de realizar las aportaciones de forma presencial depositando una hoja en las urnas instaladas en los siguientes ocho emplazamientos distribuidos a lo largo de la ciudad: el Servicio de Atención Ciudadana (SAC) del Ayuntamiento, los centros cívicos Clara Campoamor y de Cruces, las casas de Cultura de Retuerto, Zuazo y Burtzeña, la biblioteca de Lutxana y el polideportivo de Lasesarre.

Mejoría, ¿qué mejoría?

Empiezan a surgir voces, tanto en España como en Euskadi, que proclaman el inicio de la recuperación económica. Ojalá fuera cierto, pero sinceramente yo no veo por ningún lado el fin de la crisis. Todo lo contrario. Más allá de lo que digan los datos macroeconómicos, a pie de calle sigo palpando una continua degradación de la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas. Tenemos una altísima tasa de paro, el consumo cae sin remisión y las familias lo tienen cada vez más difícil para llegar a fin de mes.

Estamos pagando las consecuencias de una serie de decisiones perjudiciales para las familias y las pequeñas y medianas empresas: la brutal subida del IVA, los recortes en sanidad y educación, una agresiva reforma laboral que facilita el despido y pasa por encima de los derechos de los trabajadores y trabajadoras… Para más inri, el Gobierno central quiere ahora recortar las pensiones.

Y yo me pregunto, ¿si gran parte del peso de la economía familiar recae hoy en día sobre los pensionistas, que mantienen directa o indirectamente a hijos y nietos, qué pasará si ya no pueden hacer frente a esos gastos? No quiero ni imaginármelo.

El último ‘brote verde’ es la supuesta bajada del paro en 31 personas, vendida a bombo y platillo por el Gobierno central. Digo supuesta porque ni siquiera es real. En todo caso, hay 31 personas menos apuntadas como demandantes de empleo. Si tenemos en cuenta que hay casi 100.000 afiliados menos a la Seguridad Social -es decir, personas que han dejado de cotizar por trabajar-, resulta evidente que la destrucción de puestos de trabajo sigue vigente, y que si hay menos demandantes de empleo es seguramente porque hay personas que han emigrado a otros países o los jóvenes ya ni siquiera se apuntan a la lista del paro, en vista de que no va a servir para nada.

Digan lo que digan, la crisis no ha concluido, ni tiene visos de que termine a corto plazo. Como Alcalde, estoy en contacto diario con los vecinos y vecinas de Barakaldo, y éstos me transmiten que cada vez tienen más problemas. Esa es la realidad.

Apoyemos a l@s trabajadores/-as de los astilleros

Yo, como Alcalde, y los concejales que integran el Ayuntamiento de Barakaldo llevamos varias semanas apoyando a los trabajadores y trabajadoras de los astilleros en su cruzada para lograr la supervivencia de sus empresas. Después de la acordar la Comisión Europea la devolución de diferentes ayudas del sistema español a la financiación de la construcción naval, están en juego sus puestos de trabajo y es de justicia apoyar sus reivindicaciones.

Mis compañeros y compañeras de Corporación y yo hemos estado en las dos manifestaciones celebradas en Sestao y Santurtzi a favor de estos empleados. Y ahora desde el Ayuntamiento hemos dado un paso más en este cerrado apoyo al acordar hoy la Junta de Portavoces por unanimidad de todos los grupos políticos, y a propuesta del Comité de Empresa del Astillero de Sestao, la convocatoria de una concentración mañana martes 23 de julio a las 19.30 horas en la Herriko Plaza en apoyo a los trabajadores y trabajadoras del sector naval.

Aprovecho estas líneas para hacer un llamamiento a la participación a toda la ciudadanía. Como muchos conocen, mi padre fue trabajador de La Naval y por ello sentimentalmente me une un vínculo especial con estas personas. Pero si hubiera sido cualquier otra empresa la que se encontrara en la misma situación hubiera hecho lo mismo.

Asimismo, la Junta de Portavoces y yo también como Alcalde hemos mostrado hoy nuestra total conformidad con el siguiente manifiesto enviado el pasado viernes por el Comité de Empresa del Astillero de Sestao, en donde trabajan un buen número de barakaldesas y barakaldeses:

“Tras la decisión del día 17 del Colegio de Comisarios de la UE sobre la devolución del sistema de financiación a la construcción naval español, se abre un nuevo escenario. Un escenario donde el Gobierno Vasco, el Ministerio de Industria y el Ministerio de Hacienda van a tener mucho que decir. De las decisiones que ellos tomen va ha depender el futuro de los astilleros españoles y en particular el de los astilleros vascos.

Tras dos años con las gradas vacías y con el tiempo corriendo en contra, este Comité de Empresa entiende que ya no es el momento de mirar hacia atrás sino de mirar hacia delante, poniendo la vista en el futuro inmediato. Un futuro que pasa por dar estabilidad y seguridad al sector de construcción naval y para ello exigimos que:

1. El Gobierno Vasco convoque de manera inmediata a los Astilleros, al Foro Marítimo Vasco y a las Federaciones Sindicales para consensuar un plan en defensa de los astilleros vascos.

2. Mantener la unidad en defensa del Sector de Construcción Naval entre el Ministerio de Industria, Gobiernos Autonómicos, Astilleros, Foro Marítimo Vasco, PYMAR, Sindicatos y Trabajadores tal y  como a existido hasta ahora.

3. Que el Ministro Sr. Soria convoque la mesa de industria donde están todos los agentes involucrados para consensuar un plan que asegure el futuro de la construcción naval en España.

4. Que el Ministro de Hacienda Sr. Montoro de manera inmediata y sin contravenir las normativas comunitarias, acuerde con los inversores el como, el cuando y de que manera se han de devolver las ayudas para así dar seguridad jurídica a los inversores, estabilidad en el mercado de construcción naval y recuperar la confianza de los armadores.

En definitiva, que el Gobierno de España declare al Sector de Construcción Naval  un Sector Estratégico.

Los astilleros hemos demostrado que somos capaces de construir y vender el producto que esta demandando el mercado, innovar, ser competitivos, crear empleo, y generar riqueza”.

No quiero concluir sin enviar un mensaje de ánimo a todos los trabajadores y trabajadoras de los astilleros vascos y españoles. Su lucha es nuestra lucha.

El drama del desempleo

Pensando en cómo estrenar mi blog se me ocurrieron un sinfín de temas para escribir. Temas que, seguro, merecen tratarse en profundidad porque hoy por hoy preocupan sobremanera a los ciudadanos y ciudadanas; desde la inaguantable lacra de la corrupción practicada por algunos políticos sin escrúpulos (ya saben que esto me irrita especialmente) hasta el elevado número de familias necesitadas, pasando por otras cuestiones más amables como el nuevo proyecto de ‘ciudad inteligente’ que estamos construyendo en el Ayuntamiento.

Pero si hay un asunto trascendente que necesita resolverse con urgencia, ése es el drama del desempleo. Barakaldo no es ajeno al aumento del paro experimentado en todos los municipios del país en los últimos años. En poco tiempo la tasa de desempleo ha pasado del 8-9% a cerca del 20%. No me canso de ver en mi entorno más cercano a personas que pierden su puesto de trabajo; muchos son jóvenes que ahora incluso se plantean emigrar, pero también hay un alto porcentaje de hombres y mujeres de 40 ó 50 y tantos años. Personas de carne y hueso que están sufriendo porque por primera vez se ven sin un empleo.

Detrás de cada persona desempleada hay un drama humano, un proyecto de vida truncado por no tener cómo llevar dinero a casa, por la falta de comida o de otras necesidades básicas.

La situación es muy dura y reconozco que coger la ‘makila’ de Alcalde en esta difícil coyuntura social me da mucho respeto, pero siempre he sido una persona a la que le gustan los retos y no voy a cejar en mi empeño en impulsar medidas que puedan facilitar la generación de puestos de trabajo. He de ser honesto. No puedo garantizarle nada a nadie, más si cabe cuando los ayuntamientos apenas tienen competencias en la materia y los recursos económicos son limitados.

Lo que sí puedo garantizar es trabajo, dedicación, ideas innovadoras… Mis compañeros del Gobierno municipal socialista y yo llevamos mucho tiempo poniendo en marcha iniciativas en materia de empleo, y vamos a seguir insistiendo. Ahí están los hechos. Ayer mismo pusimos organizamos en el Instituto Nicolás Larburu el primer Macro-Encuentro de Empleo ‘Ostegulan Express’, en el que 13 empresas punteras de la comarca explicaron a más de 200 barakaldeses y barakaldesas cómo explorar las posibilidades de encontrar trabajo en sus sectores. La iniciativa fue un éxito y volveremos a organizarla muy pronto.

Espero que remontaremos el vuelo. Ojalá sea más pronto que tarde, porque más de 9.000 vecinos y vecinas sin trabajo lo necesitan.

Barakaldo tiene futuro. Y sus más de 100.000 habitantes también. Es el momento de demostrarlo.