Un Orgullo

Este año se celebra el X aniversario de la aprobación de la Ley 13/2005 de 1 de julio impulsada por el Gobierno Socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que modificó el Código Civil para reconocer el matrimonio entre las personas del mismo sexo.

Con esa ley, España se colocó a la vanguardia mundial en el reconocimiento de derechos civiles. Nos convertíamos en un país más libre, más igualitario, más justo. Y, lo que es más importante, se devolvía la dignidad a muchas personas a las que se había marginado durante años negándoles el derecho constitucional a la igualdad.

Hace poco nos dejó Pedro Zerolo, un Socialista que tanto luchó por el matrimonio igualitario. Una persona cuya trayectoria intachable le ha granjeado elogios desde todos los grandes partidos políticos y que te hace sentirte orgulloso de ser militante del Partido Socialista.

A Pedro le hubiera gustado que no bajáramos la guardia y sigamos luchando por una sociedad igualitaria, en donde no discrimine a nadie por ser gay, lesbiana, transexual o bisexual. Este domingo se celebra el Día del Orgullo Gay y el miércoles el aniversario del matrimonio entre las personas del mismo sexo, así que quiero aprovechar la ocasión para recordar que aún queda mucho trabajo por hacer en esta materia. Que todavía hay quien discrimina o incluso agrede a la gente por su condición sexual.

Que la bandera arcoiris nos siga guiando por el sendero de la igualdad.

Anuncios

Evitando desahucios

Dicen que el tiempo pone a cada uno en su sitio. Y en el caso de la lucha contra los desahucios se está demostrando que las medidas que pusimos en marcha los Socialistas en Barakaldo han sido acertadas. Que se evitara el desalojo de todas las familias que recurrieron a nuestros servicios de mediación  en los últimos días era un claro indicador de que las iniciativas funcionaban. Como lo es también que ayuntamientos de todo el país (incluidos los dos más grandes, Madrid y Barcelona) estén pensando ahora en poner en marcha sistemas similares.

Ojo, que tampoco digo que esas medidas sean la panacea. Más bien es lo que podemos llegar a hacer los representantes de los ciudadanos y ciudadanas en los ayuntamientos mientras otras instituciones, véase Gobierno de España, no cambian las leyes correspondientes.

La aprobación de una Ley Vasca de Vivienda, a propuesta del PSE-EE, es también un avance importante porque facilita a las familias disponer de un techo en el que vivir. Y es que cabe recordar que en Euskadi hay 4 veces más de viviendas vacías que en 2009. En concreto, alrededor de 42.000 viviendas no están en venta, no han salido al alquiler o ni siquiera se usan como segundas residencias durante las vacaciones de verano, Semana Santa, puentes, etc.

Ahora solo falta que el Gobierno Vasco (PNV) aplique la normativa con rigor y que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno de España para que se aprueben unas leyes generales que profundicen en esta vía.